QUIENES SOMOS

El primer Colegio concertado bilingüe desde 1 año hasta la universidad,
de la Fundación Educatio Servanda, que abrió sus puertas en el curso 2010/2011.

QUIENES SOMOS

El primer Colegio concertado bilingüe desde 1 año hasta la universidad,
de la Fundación Educatio Servanda, que abrió sus puertas en el curso 2010/2011.

FUNDACIÓN
EDUCATIO SERVANDA

La Fundación Educatio Servanda nace por la iniciativa de un grupo de familias cristianas, que deciden trabajar conjuntamente para edificar un modelo educativo propio, una educación que mira con amor a la persona y la eleva a su plenitud, en comunión con sus obispos.

Familia, enseñanza, ocio en el tiempo libre y presencia pública son los cuatro son los pilares que sustentan acción de la Fundación.

FUNCACIÓN EDUCATIO SERVANDA

FUNDACIÓN
EDUCATIO SERVANDA

La Fundación Educatio Servanda nace por la iniciativa de un grupo de familias cristianas, que deciden trabajar conjuntamente para edificar un modelo educativo propio, una educación que mira con amor a la persona y la eleva a su plenitud, en comunión con sus obispos.

Familia, enseñanza, ocio en el tiempo libre y presencia pública son los cuatro son los pilares que sustentan acción de la Fundación.

FUNCACIÓN EDUCATIO SERVANDA
¿QUÉ QUEREMOS?

Ayudar verdaderamente a las familias en la hermosa tarea de educar a su hijo fundada en la Verdad, centrado en la persona y con el objetivo final que lleve a cada alumno, a descubrir la Belleza para poder tener un encuentro personal con la Trascendencia.
Enseñar a cada alumno a ser verdaderamente libre y responsable, promoviendo en él una conciencia crítica que le permita analizar, discernir e interpretar con rigor el mundo que le rodea.

¿QUÉ QUEREMOS?

Ayudar verdaderamente a las familias en la hermosa tarea de educar a su hijo fundada en la Verdad, centrado en la persona y con el objetivo final que lleve a cada alumno, a descubrir la Belleza para poder tener un encuentro personal con la Trascendencia.
Enseñar a cada alumno a ser verdaderamente libre y responsable, promoviendo en él una conciencia crítica que le permita analizar, discernir e interpretar con rigor el mundo que le rodea.

CARTA DEL DIRECTOR

Carlos Martínez

Platón decía que “educar es dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección de que son capaces». Ciertamente que mediante la educación de alguna manera se perfecciona el educando, sea hijo o alumno.
Santo Tomás, figura genial de la filosofía y del pensamiento, definía la educación como “la promoción del alumno al estado de perfección en tanto hombre, es decir al estado de virtud”. Nuevamente aparece el concepto de “perfección”, pero el santo aquilata en qué consiste esa perfección: en el “estado de virtud”.
Si nos planteamos de forma sincera y sensata lo que queremos para nuestros hijos, llegaremos a esa misma conclusión: que sean virtuosos. Es decir, que sean prudentes, justos, fuertes, templados, generosos, trabajadores, buenos hijos, buenos padres el día de mañana; que sean personas de fe, con esperanza, con verdadera caridad con los demás.
¿Encontramos este modelo de educación en la sociedad actual? ¿Lo vemos en las series de TV, en las novelas o en el cine? Ciertamente, en la mayoría de los casos, no.
En el Colegio Juan Pablo II estamos convencidos de que ahí reside la buena educación: ayudar a las familias a desarrollar las virtudes en sus hijos.

Un reto difícil, pero que estamos dispuestos a aceptar.
¿Y lo académico? No hemos nombrado ni el nivel académico, ni los idiomas, ni las nuevas tecnologías… ¿Acaso todas esas cosas no son importantes? Sí lo son, pero sólo como simples instrumentos. Importantes en la medida en que van dirigidos al enriquecimiento de la persona, nunca como fines en sí. Lo primero siempre es la persona; y por tanto hay que descubrir y desarrollar al máximo todas las capacidades que Dios ha puesto en cada uno de nuestros hijos o alumnos.
Totalmente imposible una empresa tan ambiciosa si no trabajamos “codo con codo” la familia y el colegio para el bien de nuestros niños y jóvenes; y sobre todo, si no nos preocupamos de fomentar unos tiempos y actividades de ocio sanos para ellos. Cuidemos mucho el ocio de nuestros hijos, hay tendencia a abusar del ocio pasivo de la TV: no suele fomentar ninguna virtud.

Les agradezco la confianza que han depositado en el Colegio al confiarnos lo más precioso: sus hijos. Y también les pido sus oraciones para, con la ayuda de Dios, responder plenamente a esta responsabilidad.

CARTA DEL DIRECTOR

Carlos Martínez

Platón decía que “educar es dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección de que son capaces». Ciertamente que mediante la educación de alguna manera se perfecciona el educando, sea hijo o alumno.
Santo Tomás, figura genial de la filosofía y del pensamiento, definía la educación como “la promoción del alumno al estado de perfección en tanto hombre, es decir al estado de virtud”. Nuevamente aparece el concepto de “perfección”, pero el santo aquilata en qué consiste esa perfección: en el “estado de virtud”.
Si nos planteamos de forma sincera y sensata lo que queremos para nuestros hijos, llegaremos a esa misma conclusión: que sean virtuosos. Es decir, que sean prudentes, justos, fuertes, templados, generosos, trabajadores, buenos hijos, buenos padres el día de mañana; que sean personas de fe, con esperanza, con verdadera caridad con los demás.
¿Encontramos este modelo de educación en la sociedad actual? ¿Lo vemos en las series de TV, en las novelas o en el cine? Ciertamente, en la mayoría de los casos, no.
En el Colegio Juan Pablo II estamos convencidos de que ahí reside la buena educación: ayudar a las familias a desarrollar las virtudes en sus hijos.

Un reto difícil, pero que estamos dispuestos a aceptar.
¿Y lo académico? No hemos nombrado ni el nivel académico, ni los idiomas, ni las nuevas tecnologías… ¿Acaso todas esas cosas no son importantes? Sí lo son, pero sólo como simples instrumentos. Importantes en la medida en que van dirigidos al enriquecimiento de la persona, nunca como fines en sí. Lo primero siempre es la persona; y por tanto hay que descubrir y desarrollar al máximo todas las capacidades que Dios ha puesto en cada uno de nuestros hijos o alumnos.
Totalmente imposible una empresa tan ambiciosa si no trabajamos “codo con codo” la familia y el colegio para el bien de nuestros niños y jóvenes; y sobre todo, si no nos preocupamos de fomentar unos tiempos y actividades de ocio sanos para ellos. Cuidemos mucho el ocio de nuestros hijos, hay tendencia a abusar del ocio pasivo de la TV: no suele fomentar ninguna virtud.

Les agradezco la confianza que han depositado en el Colegio al confiarnos lo más precioso: sus hijos. Y también les pido sus oraciones para, con la ayuda de Dios, responder plenamente a esta responsabilidad.

EQUIPO

La educación católica consiste sobre todo en comunicar a Cristo, en coadyuvar a que se forme Cristo en la vida de los demás
SS Juan Pablo II

Lo que otorga el valor añadido a las personas que trabajan en el Colegio Juan Pablo II no es solo la calidad de su formación académica, sino el valor infinito que se reconocen en cada alumno.

Todo el equipo de profesionales que formamos el colegio, estamos comprometidos con una vocación de entrega a nuestros alumnos y sus familias.

EQUIPO DIRECTIVO

EQUIPO

La educación católica consiste sobre todo en comunicar a Cristo, en coadyuvar a que se forme Cristo en la vida de los demás
SS Juan Pablo II

Lo que otorga el valor añadido a las personas que trabajan en el Colegio Juan Pablo II no es solo la calidad de su formación académica, sino el valor infinito que se reconocen en cada alumno.

Todo el equipo de profesionales que formamos el colegio, estamos comprometidos con una vocación de entrega a nuestros alumnos y sus familias.

EQUIPO DIRECTIVO

Don Carlos
Martínez

Director

Don Ángel Villaplana
Capellán

Doña Teresa
Martínez

Subdirectora General
y Subdirectora
Infantil y Primaria

Don Francisco
Mesa

Subdirector Secundaria y Bachillerato

Doña Nuria
Hidalgo

Coordinadora
Infantil

Doña Ana
Barajas

Coordinadora
1o-3o Primaria

Don David
Castillejo

Coordinador
4o-6o Primaria

Don Aitor
Sáez

Coordinador
Secundaria y Bachillerato

Doña Silvia
Bendala

Coordinadora de Inglés

Educar integralmente

Desde 1 año hasta la universidad

El Colegio Juan Pablo II de Alcorcón es un centro concertado bilingüe que busca educar integralmente a la persona, desde un año hasta la universidad.
La educación es concertada para los niveles de Infantil, primaria y secundaria, desde los tres hasta los dieciséis años. El Colegio acoge a niños de uno y dos años y de Bachillerato en régimen privado.

Últimas

Noticias del colegio

Leer más noticias

Nuestro proyecto educativo

Oferta educativa integral

Saber más sobre el proyecto educativo